Belgrano en Caroya

iconOrganiza Estancia Jesuítica de Caroya

iconPropuesta

Las tierras de Caroya fueron de las primeras que adquirió la Compañía de Jesús en 1616, iniciando allí su legado productivo, apoyo esencial a su obra evangélica y pedagógica en la Córdoba colonial.
En medio de su desarrollo edilicio, fue adquirida por el Obispo Ignacio Duarte y Quiros, fundador del Real Colegio Convictorio Nuestra Señora del Monserrat.
Expulsados los jesuitas y administrada sin éxito por otras órdenes religiosas, la Estancia permaneció en el erario público, lo que permitió que funcionara allí la Primera Fábrica de Armas Blancas (1814-1816) proveedora de los ejércitos libertadores.
En la gesta del Ejército del Norte, San Martín y Belgrano se alojaron en la estancia. Fue el creador de la bandera quien, en su camino de regreso a Buenos Aires, escribe una carta a un vecino de Córdoba agradeciendo la ayuda económica que le permitió continuar viaje.

iconPlataforma
icon Actividad dirigida a adultos

Gracias por compartir