Estancia Jesuítica de Caroya

Fue la primera de las estancias organizadas por la compañía de Jesús, allá por 1616. Dado su valor histórico y arquitectónico, en 2000 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.
En 1661, la hacienda fue adquirida por el fundador del colegio Monserrat, el Presbítero Ignacio Duarte y Quirós, quien logró transformarla en una pródiga tierra con producción de maíz y trigo, frutas, vino, miel y algarrobo, y en un solar veraniego de sus alumnos.
Cuando estalló la guerra de la independencia, la estancia de Caroya albergó la primera fábrica de armas blancas para abastecer de puntas de bayoneta al Ejército del Norte.
La estancia pasó a manos del gobierno nacional y en 1876, en plena política de promoción a la inmigración europea, el presidente Nicolás Avellaneda dispuso que fuera el lugar de alojamiento de los inmigrantes provenientes de la región de Friuli, en Italia. Esos mismos colonos organizarían luego el poblado, en cercanías del casco de la estancia.
Su estructura edilicia muestra rasgos arquitectónicos propios de los siglos XVII a XIX, marcados por las distintas etapas de utilización de la casa. En la actualidad la estancia acoge un museo pluritemático y un centro de interpretación.

Mail: direcciondepatrimoniocultural@cba.gov.ar


Actividades


Gracias por compartir